jueves, 9 de diciembre de 2010

INVIERNO

Photobucket
CAPITULO II: VISITAS


Mi habitación estaba echa un lío, aun no la había arreglado a pesar de las insistencias de mi madre, y para mi sorpresa, eso me peso mas que nunca ya que mi ropa limpia estaba en algún lugar junto con la que supuestamente iba a llevar hoy a la lavandería.

Hice tanto ruido al corretear por el piso de parque en busca de ropa limpia que de seguro mi hermana, en su habitación continua a la mía, ya se habría levantado, y eso a mi no me convenía...
Me vestí con lo primero que encontré y convino, unos jeans celestes medios gastados, un polo sin mangas lila, una chaqueta negra y mis acostumbradas zapatillas urbanas.

El peinado y maquillaje fue lo mas simple de hacer para luego respirar hondo, tranquilizarme, abrir la puerta y bajar los escalones lo mas deprisa que mi corazón palpitante me permitiera.

Todo se volvió extrañamente relajante y silencioso en el ultimo escalón, tan solo mi corazón seguía palpitando, ahora ya a mil, y mi respiración parecía haberse agotado en un ultimo aliento.

Cruce la sala y abrí la ultima puerta...el estaba ahí, tan relajado y desgarbado como la ultima vez, con su tez pálida... sus ojos claros y esa sonrisa..que hacia perderme sin esperar un regreso.

-Hola- dije, reuniendo todo el aliento que me quedaba para decir tan solo eso, mientras que sentía como si miles de hormigas (y no mariposas como muchos), caminaran en mi estomago.

-Buenos días Emma...

Me respondió con tan tremenda sonrisa y picardia en los ojos, que creí que me caería de espaldas en cualquier momento; pero como una revelación fugaz reconocí que eso seria lo mas estúpido y vergonzoso que podría pasarme.

-Que...¿que haces aquí?
-Bueno- me tomo de las manos- pensé que.. tal vez te gustaría ir de campamento conmigo...

Había olvidado lo heladas que eran sus manos, pero en contraste con lo fuerte que bombeaba mi corazón la sangre, sus manos parecían ser tan solo... frías.

-¿De campamento?
-Si...
-¿Estas loco?...en serio y ...vienes a mi casa...te dije que no vinieras Jared, mi madre esta furiosa y ...
-¿Esta tu padre?
-¿Que?...no... no, el no esta en casa, salio en un viaje de trabajo, pero...
-Entonces no veo el problema...

Lo mire confusa, ¿acaso no veía el lío en que me metía?, y..porque rayos seguía con esa sonrisa... o es que le gusta verme así.

-No, no creo que sea el momento...
-¿Porque?- me lo dijo como..¿frustrado?, o solo me pareció así...
-¿Porque?, porque... mi madre esta echa un loco con tu presencia y...me pregunto, que hice ayer...
-¿Te pregunto?...pero, que le respondiste.
-Nada..., no supe que decirle...

Jared me miro como mi madre, tratando de entrar en mi mente, pero para suerte mía, el no tenia ese don, así que ese era un punto a mi favor, aunque el lo detestara.

-Bien..., entonces...
-entonces... déjame ver como hago para calmara mi madre y te veré en la tarde ¿si?.

El asintió y sonrió sin ganas, se acerco a mi oído y pude sentir el roce de sus labios mientras decía en un susurro casi eterno...

-Te espero en casa de Emmet,... tu hermana nos vigila...

Cuando se aparto y me dio un beso en la frente, mi respiración se volvió agitada, el volvió a sonreír de forma picara y se volvió para marcharse.

Me quede plantada en la puerta viéndolo irse a pie y luego, sin duda, desaparecer corriendo.

-Tu hermana nos vigila...
Recordé esas palabras y me volví a poner tensa y nerviosa.

-Hermanita!, que madrugadora...buenos días...

Me volví para dar cara a Dulce Maria, mi hermana mayor, mi tormento y dulce amargo, que esperaba sentada en un sillón con aire complacido.

-Buenos días Dulce

Cerré la puerta y me volví rápidamente, rogando poderme escabullir de ella, pero a penas puse un pie en el escalón...

-Espera, espera...., ven siéntate junto a tu hermana,... porque...
-No!..., perdón, Dulce ahora no...

Subí corriendo y fui directo a mi habitación, no quería hablar con nadie, tenia tan solo hasta la tarde para inventarme algo y mentirle a mi madre sobre lo que el día anterior hice hasta tarde, así que tenia que concentrarme,...concentrarme, si quería poder salir de esta casa...y reunirme con Jared...

lunes, 6 de diciembre de 2010

INVIERNO

Photobucket
Capitulo I: Despertar


Estaba ya amaneciendo y el día se iba tornando cálido, el aire soplaba como una suave brisa acariciando los robustos arboles y los pájaros silvestres saludaban con sus trinos al nuevo y tímido sol.

Me encontraba tendida en la cama, podía sentir las sabanas enrolladas en mi cuerpo y mi vista se fijaba en el misterioso techo blanquecino de mi habitación.

Por mi mente vagaba el lejano recuerdo de aquel rostro pálido y pincelado, al que un dia no pude rehuir por quedar hipnotizada en sus profundos y claros ojos caramelo.

-Jared...

Suspire muy hondo al verlo en cuerpo entero dentro de mi mente, no podía creer cuanto tiempo había pasado sin verlo, no podía creer que recordara aun su blanca sonrisa, no podía creer aun que lejano se me hacia tan solo un dia...

-Emma!.. Emma habre la puerta!..

La figura de Jared desapareció en un pestañeo y me reincorpore sobresaltada por los toqueteos insistentes en la puerta gritando mi nombre.

-Ya voy!

Me deslice con pereza fuera de la cama y tropeze con la alfombra al caminar, hasta que porfin llegue arrastrando mis torpes pies hacia la puerta, la abrí y Rita mi madre estaba allí.

-Mama! que sucede, porque tocas así...

Rita me veía con mala cara, su rostro tenso dibujaba sus arrugas ya pronunciadas, y su mirada fija parecía tratar de meterse en mi mente, aunque claro, supongo que no lo lograba por el gesto de decepción que tenia.

-Que sucede? - pregunte intrigada por la inesperada manera de levantarme de mi madre.
-Quieres decirme que hiciste ayer?

No esperaba esa pregunta, así que dude al responderle y decirle algo que la convenciera.

-Hem...na-nada...para eso me levantas?...ma aun no son ni las 7 de la mañana y es sabado!...
-No me mientas Emma
-Pero...
-Ese chico raro esta en el recibidor...y no me digas que no sabes de que te hablo.

Iba a refutarle, pero quede muda cuando menciono en sus "términos" a Jared.

-El esta abajo?
-Que hace aquí
-No se mama, estas segura...es que aveces te imaginas cosas...., tu sabes, como el día en que imaginaste esa ardilla en tu cama y te pusiste como loca a gritar y ....
-Emma!

Eso era típico en mi, hablar sin parar cuando me ponía nerviosa o al descubierto, y mi madre lo sabia muy bien.

-Mama te juro que no se que hace aquí...- respondí con un gesto de derrota, aunque realmente no sabia que hacia Jared en mi recibidor.

Rita me miro fulminante y yo no sabia que hacer; estaba plantada en el umbral de mi habitación en pijama, mi madre frente a mi obstaculizando la salida con ambos brazos y Jared... esperándome en el recibidor...

-Me dejas ir a ver que es lo que quiere?- pregunte como queriendo sonar de que no me interesaba la cosa, pero creo que me salio en un tono suplicante y eso me puso aun mas nerviosa.

Mi madre continuo mirándome, mintras que para mi cada segundo que iba pasando era eterno, hasta que al fin dijo en tono claro y muy despacio, como escogiendo cada palabra.

-No se Emma a que estas jugando, ni lo que estas pensando...pero porfavor ten mucho cuidado.

Rita me abrazo y se volvió, dejando la salida libre..., libre para que yo saliera corriendo al recibidor y me encontrara con el, pero sabia que mi madre me vigilaba, así que debía ser muy cautelosa, no podía cometer errores.

Con un nudo en la garganta, cerré la puerta de mi cuarto para poder vestirme y hacerle creer a Rita que no moría por bajar los escalones y verlo ..otra vez.


Si les gusto este primer capitulo, dejen su comentario, solo asi seguire con este proyecto.
Gracias por leerlo!